15 de octubre, 2019
Ganadería
CONSUMO

“Cada 300 pesos de carne, 100 son de impuestos”

Dijo a Breves, el titular del IPCVA, para quien es necesario “un mayor accionar del estado, una política que trascienda los vaivenes del gobierno”.

Con el objetivo de desarrollar todo el potencial de la ganadería en la provincia de Córdoba, el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) se hizo presente en nuestra ciudad para brindar un seminario en el que, entre otras cuestiones, se realizó  un diagnóstico y se generaron propuestas para el desarrollo de la cadena de ganados y carne vacuna en Córdoba.
Ulises Forte, presidente del (IPCVA), dijo que el escenario actual para la carne en Argentina “se presenta con mucho futuro y buenas perspectivas”. Si bien el consumo interno ha disminuido, es por una cuestión “de billetera, no cultural”. Por lo que “cuando haya una reactivación económica, el mercado interno, principal consumidor de carne vacuna, volverá a sus índices de consumo histórico”.
Por otro lado, explicó que el mundo está demandando carne, encabezando el mercado China, con el 60% o 70% de las exportaciones, luego le sigue Rusia, Israel, Chile y EE.UU. “Entonces si tenemos los clientes, lo primero que debemos hacer es aumentar la productividad, organizar la comercialización en toda la cadena como para que sea más eficiente. Depende de nosotros”.

Precio por las nubes
En relación al alto costo de la carne para los consumidores, Forte explicó que de cada $300, $100 son de impuestos. “El gran socio de la renta es el estado. Los impuestos municipales, provinciales y nacionales alcanzan un 33% o 35% del costo de la carne. Después está toda la cadena que también tiene su renta, y que de vez en cuando hay que poner la lupa en cada eslabón para ver qué está pasando. Quién más ganancia se lleva es el estado”. En este sentido, aclaró que “el problema no es que la carne esté cara, sino que el poder adquisitivo de la gente es bajo”. 
A pesar de la exportación de cortes que no consume el mercado interno, igual la carne tiene un elevado costo también porque falta modernizar la comercialización. “Soy un convencido de que cuánto más carne exportemos, más carne a precios razonables vamos a comer nosotros”, aseguró el dirigente.

Más producción 
Para el IPCVA es clave el apoyo del estado para producir más carne. “Hoy con las tazas de intereses que tenemos, con la alta carga impositiva y sin incentivo es imposible producir. Si dejamos que intervenga el mercado, la agricultura va a desplazar a la ganadería, porque es más rentable. Por eso es necesario armar un plan ganadero serio para las capas medias agrarias donde se ponga un crédito a diez años con dos años de gracia, a valor producto, donde ese aliento le permita al productor reinvertir y quedarse con la vaca”, sostuvo Forte. 
En relación a los buenos ingresos del 2018 que dejó la exportación de carne, Forte considera que es necesario re direccionarlos y así financiar a los productores agrarios, favoreciendo la ganadería en todo el país. 
Pese a este contexto, hay gente que vuelve a ocuparse de la ganadería y jóvenes interesados en la producción ganadera. “Se necesita mayor accionar del estado. Una política que trascienda los vaivenes del gobierno. Hay una falla en lo económico muy fuerte. La solución es empujar todos juntos con la misma propuesta”.