30 de junio, 2022
Economía

“Estamos en una trampa mortal”

Sostuvo el diputado nacional por Córdoba Carlos Gutiérrez. Los legisladores cordobeses anticiparon su rechazo a la “renta inesperada”, el nuevo impuesto que el gobierno proyecta implementar.

Desde el Bloque Córdoba Federal, el diputado nacional por Córdoba Carlos Gutiérrez señaló que, si bien están de acuerdo con que los sectores más desfavorecidos del país necesitan ayuda del Estado, “la solución no es penalizar a los mismos de siempre. Se requieren instrumentos y políticas para generar riqueza y poder acompañar a los sectores más vulnerables. No vamos a apoyar ningún aumento de impuesto. Y ‘Renta inesperada’ es otro aumento encubierto a los sectores del campo. De ninguna manera vamos a apoyar algo semejante”, enfatizó.

Las declaraciones de Gutiérrez se dan en el marco del anuncio que realizó el ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre un nuevo tributo para captar la “renta inesperada”, que alcanzaría al campo, petroleras y mineras.

“No compartimos en absoluto esta idea que el Kischnerismo tiene de que se pueden repartir recursos sin generarlos. Es decir, si no se genera riqueza en un país, después no hay cómo distribuirla, y para ello los sectores productivos deben tener políticas y herramientas claras para generar inversión, más actividad económica para que puedan desarrollarse con previsibilidad y teniendo en claro de que no se le van a cambiar las reglas de juego. Desde el gobierno pareciera que penalizan a la producción y se le hecha mano siempre a los mismos. Si hubo una renta excesiva de alguien, entonces que tribute lo que corresponde con el 35% del impuesto a las ganancias. Pero como nada es suficiente, el gobierno ingresa con una especie de paritaria con las grandes empresas. Y yo me pregunto si en esas paritarias, por ejemplo, se le va a poner el cascabel al gato a las empresas petroleras, que hoy hacen un tremendo negocio exportando el crudo e importando el refinado, porque el cepo cambiario de Argentina les impide estar acorde a los precios que hoy tiene el barril de petróleo internacionalmente. Esto es pan para hoy y hambre para mañana, porque lo que se distribuye es cada vez menos. Estamos en una trampa mortal. Si el gobierno no es capaz de interpretar esto, realmente estamos en dificultades”, remarcó el diputado cordobés.