10 de agosto, 2022
ENTREVISTA
ENTREVISTA

Cavigliasso: “somos el primer exportador de maní en el mundo”

Ivana Cavigliasso, presidenta de la Cámara Argentina del Maní y miembro de la empresa Prodeman, participó de un panel de empresarios del campo durante la jornada “Agroindustria e Innovación”. La misma fue organizada por Juntos por el Cambio y se desarrolló en la Sociedad Rural de Río Cuarto.

“Me toca representar un sector que, más allá de lo que nos sucede como país, es fácil porque es un sector que hace las cosas bien, jugamos en las primeras ligas mundiales porque somos el primer exportador de maní del mundo y hacemos bien las cosas, por eso nos eligen, tenemos un maní de excelente calidad”, señaló inicialmente durante la charla Ivana Cavigliasso.

¿Cómo ve este tipo de eventos?
-Es importante sumarse a estas cosas, y lo hago con todos los partidos políticos porque queremos sumar al país. Porque queremos superar todo eso por lo que estamos pasando. Quejarnos y no hacer nada no suma, por eso está bueno hablar y trabajar todos juntos para una mejor Argentina.

Parece que la clase dirigente no entiende a los sectores productivos..., y estas jornadas apuntan a una mejor articulación ¿Este es, en parte, el objetivo de este encuentro?

-Ese es el objetivo, más allá de contar quiénes somos y qué hacemos, la idea era pedir lo que necesitábamos, porque creemos que tenemos todas las oportunidades, solo nos falta que nos ayuden con políticas más claras, con proyectos largo plazo. En nuestro caso, el mercado europeo nos pide contratos a dos años y no podemos hacerlo porque no sabemos qué va a pasar la semana próxima y es un poco difícil proyectar así.  También nos vamos adaptando como empresarios, a los argentinos nos destacan esa capacidad de adaptación a todos los cambios que tenemos que afrontar. Lo que queremos es trabajar con reglas claras y no solo palos en la rueda, a veces sentimos eso.

¿Cuál es su rol en la empresa?
-En Prodeman somos una empresa agropecuaria pero desarrollada hacia la industria, acá estoy como presidenta de la Cámara del Maní, pero yo soy ingeniera industrial y en la empresa me ocupo de todo lo que tiene que ver con la productividad de alimentos, que se adapten a las necesidades del mundo y al mercado interno también.

En lo social, ¿qué puede aportar el campo con todo su potencial?
-En estos encuentros, donde escuchas charlas tan motivadoras y salís con ganas de hacer cosas para que valga la pena, creo que es un gran trabajo. Sin embargo, necesitamos que los dirigentes nos ayuden, tenemos que enseñar que el trabajo dignifica. Es difícil, pero no imposible, tenemos que empezar a cambiar. Nosotros creamos el Instituto Argentino del Maní, una asociación civil, sin fines de lucro, donde queremos formar personas, porque yo creo que el trabajo dignifica pero la educación también lo hace y qué mejor que sentir que estas capacitado.

¿Existen dificultades en la búsqueda de recursos humanos?
-Sí cuesta, hay universidad y disponibilidad de profesionales a los que tenemos que capacitar específicamente para el maní. Sin embargo, también hay muchas faltas de oportunidades para que los chicos vengan a estudiar a esta zona, a veces los padres no les pueden pagar una carrera en Río Cuarto. 
En nuestro caso, el mercado europeo nos pide contratos a dos años y no podemos hacerlo porque no sabemos qué va a pasar la semana próxima y es un poco difícil proyectar así.