Seguinos:       

Empresas
CALOR SANO Y BAJO CONSUMO

Estufas a leña con diseño artesanal

Desde Villa General Belgrano llegaron para participar de la 83° Exposición Rural de nuestra ciudad, mostrando la genialidad de sus trabajos. Se especializan en estufas a leña, pero ofrecen también otras alternativas como estufas hogares, hornos y trabajos de herrería.

La firma “El Vikingo” lleva más de una década fabricando estufas a leña construidas según las  antiguas estufas “Rusas” o bien “Kachellofen Alemán”. Sus modelos originales están construidos de materiales refractarios, debido a que en las zonas donde se desarrollaron es el material más indicado por su gran poder de almacenamiento de calor, para hacer frente a los prolongados fríos reinantes. Pero en estas latitudes, con picos de calor y frío seguido o viceversa, se necesita de la nobleza del metal para poder disipar rápidamente el calor y, cuando sea necesario, dejar de hacerlo. Por eso las estufas El Vikingo están construidas con acero SAE 1010 laminado en caliente y soldadas con tecnología MIG, según explicó Harald, responsable de la empresa.

“La principal característica de estas estufas son sus laberintos constituidos por pulmones, que conducen el calor tres veces dentro de la estufa. Así se aprovecha al máximo el calor irradiado por la misma, del 75 al 80%, en lugar de perder la energía por el caño, como en general sucede con las salamandras”, cuenta. “Su alta combustión permite el uso de cualquier tipo de leña, aprovechando el máximo de ellas con el mínimo desperdicio. No dejan olor a humo en los ambientes y no echan humo por la puerta, debido al sentido y alta combustión de las mismas”, agrega.

Cada nuevo modelo de estufa tiene mínimo dos años de prueba antes de salir a la venta. “Primero me asesoro con los patrones de consumo y de calorías que yo pretendo de una estufa”, aclara Harald, quien durante años fue incurriendo en el aprovechamiento del calor y fabricando estufas para uso personal, usando maderas de muy baja densidad y logrando una gran autonomía y disipación del calor. Hasta que, gracias al pedido de una clienta, comenzó a fabricarlas en serie y con gran éxito hoy comercializan desde las sierras de Córdoba a distintos puntos de la región.

 

Comentarios