24 de julio, 2024
AGRO
Serias dificultades en la cadena productiva

Los precios de los agroalimentos se multiplicaron por 3,3 veces en mayo: disparidades en la cadena productiva

Según el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) de CAME, los consumidores pagaron en promedio $3,3 por cada $1 recibido por los productores. La participación del productor varió significativamente según el tipo de producto.

En mayo, el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) reveló que los precios de los agroalimentos se multiplicaron por 3,3 veces del campo a la góndola, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). Este dato significa que por cada peso que recibieron los productores, los consumidores pagaron $3,3 en los comercios.

Participación del productor en el precio final

En promedio, los productores explicaron el 34,4% del precio de venta final de los agroalimentos. La mayor participación fue para los productores de acelga, con un 65,5%, mientras que los productores de limón tuvieron la menor participación con apenas un 8,4%.

Disparidades entre productos frutihortícolas y de origen animal

El IPOD frutihortícola mostró que los precios de 19 frutas y hortalizas se multiplicaron por 4,2 veces del campo a la góndola en mayo, lo que representa una disminución del 2,3% respecto a abril. En el caso de los productos de origen animal, los consumidores pagaron tres veces más de lo que recibieron los productores, una reducción del 6,2% en comparación con el mes anterior.

Mayores y menores brechas en los precios

Mayores brechas

El limón encabezó la lista de productos con mayores diferencias entre los precios de origen y destino, multiplicándose por 11,8 veces. A continuación se ubicaron la mandarina (7,4), la carne de cerdo (5,9), la manzana roja (5,9) y la pera (5,5 veces). El precio del limón se mantuvo estable en origen, pero en destino cayó un 5,9%. La mandarina mostró una disminución del 20,5% al productor y del 10,3% al consumidor debido a una menor demanda estacional, lo que llevó a muchos productores a vender a la industria del jugo a un precio más bajo.

La carne de cerdo, por su parte, experimentó incrementos en origen (0,4%) y en destino (5,1%). En cuanto a las frutas pomáceas, la manzana roja registró descensos en ambos extremos: un 28,6% en origen y un 6% en destino. Sin embargo, la pera mostró un aumento del 15% en origen, atribuido a la escasez de fruta refrigerada, y del 8,1% en destino.

Menores brechas

La acelga tuvo la menor brecha con 1,5 veces. Aunque sus precios en destino cayeron un 7,4%, aumentaron un 56,2% en origen debido a la menor producción ocasionada por el frío y las lluvias en provincias como Santa Fe. La calabaza (1,7) vio un aumento de precios al productor del 5,9%, pero no al consumidor, con una caída del 1,2% en góndola.

El huevo, con una brecha de 1,9, presentó un aumento del 22% en la tranquera del campo y del 4,2% en góndola, tras una actualización de precios. El brócoli (dos veces) y el pimiento rojo (2,2) registraron incrementos en origen del 160,3% y 68,9%, respectivamente, y en destino del 13,1% y 78,9%, respectivamente. Los incrementos del brócoli se debieron a una cosecha reciente y afectada por el clima, mientras que los del pimiento rojo respondieron a una recolección prematura y prolongación en la planta.

Impacto del clima en la producción

El mes de mayo se caracterizó por una marcada disparidad climática en todo el país, con jornadas de intensos fríos, heladas y lluvias combinadas con días de temperaturas elevadas. Esta variabilidad climática afectó los volúmenes de ingreso al Mercado Central y la oferta de productos, provocando una mayor volatilidad en los precios de ciertos agroalimentos como el pimiento, el brócoli, el tomate y la lechuga.

Conclusión

El informe del IPOD de mayo evidencia la complejidad de la cadena productiva y la significativa brecha de precios entre el origen y el destino de los agroalimentos en Argentina. Las variaciones climáticas y la demanda estacional juegan un rol crucial en la determinación de los precios que pagan los consumidores en góndola.