24 de julio, 2024
INDUSTRIA
Señales de debilitamiento

Desplome en la industria y la construcción en mayo: Una realidad preocupante

La economía argentina sigue mostrando señales de debilitamiento, con caídas significativas en dos sectores clave: la industria y la construcción. Según los datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), la actividad industrial cayó un 14,8% en mayo, mientras que la construcción sufrió un desplome del 32,6%. Estos resultados reflejan la crisis que atraviesa el país y las dificultades para lograr una recuperación sostenida.

La industria manufacturera experimentó una caída generalizada, con quince de sus dieciséis rubros mostrando disminuciones interanuales. Las “Industrias metálicas básicas” registraron una baja del 25%, siendo uno de los sectores más afectados debido a la disminución en la actividad de la construcción y la industria automotriz. Otros sectores, como “Productos minerales no metálicos” y “Maquinaria y equipo”, también mostraron caídas significativas del 32,4% y 22%, respectivamente.

La única excepción en este panorama desolador fue la “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, que logró un crecimiento del 2,6%. No obstante, este incremento no fue suficiente para compensar las fuertes caídas en otros sectores clave.

Entre los rubros más afectados, se destacaron la industria siderúrgica y la fundición de metales, ambas impactadas por la caída en la demanda de materiales de construcción y productos manufacturados. La elaboración de cemento, productos de arcilla y cerámica, así como artículos de cemento y yeso, también mostraron importantes retrocesos.

Impacto en la Fabricación de Maquinaria y Alimentos

La fabricación de maquinaria y equipo experimentó una baja del 22%, influenciada por problemas en el abastecimiento de componentes importados y una menor demanda interna. Este sector, vital para la economía, se enfrenta a desafíos significativos que dificultan su recuperación.

En el rubro de alimentos y bebidas, aunque la caída fue menor (-6,4%), su impacto en la industria manufacturera es notable. La producción de bebidas, como gaseosas, cervezas y jugos, registró una disminución del 25,2% en mayo, acumulando una caída del 19,1% en los primeros cinco meses del año. Las empresas del sector señalaron que los altos niveles de stock debido a la baja demanda interna forzaron una reducción en la producción.

Desplome en la Construcción

El sector de la construcción no escapó a la crisis, mostrando una caída del 32,6% en mayo en comparación con el mismo mes del año anterior. Esta disminución se alinea con la decisión del Gobierno nacional de frenar la obra pública, lo que ha afectado gravemente a las empresas constructoras.

La demanda de materiales esenciales para la construcción también registró caídas significativas. La venta de asfalto se contrajo un 47,8%, el hierro redondo decreció un 48,9% y los mosaicos graníticos y calcáreos un 47,2%. Otros materiales, como ladrillos huecos, yeso y cemento portland, también mostraron retrocesos importantes.

Impacto en el Empleo y Nuevas Obras

El Indec también informó sobre la reducción en el empleo formal y la superficie autorizada para nuevos proyectos en el sector de la construcción. En abril, el empleo formal disminuyó un 16,8%, mientras que la superficie destinada a nuevas obras cayó un 12%. Estos indicadores reflejan la difícil situación que atraviesa el sector, con menos proyectos en marcha y una disminución en la creación de empleo.

Los datos del Indec revelan un panorama preocupante para la economía argentina, con caídas significativas en la industria y la construcción. La crisis en estos sectores clave subraya la necesidad de políticas efectivas que impulsen la recuperación económica y promuevan el crecimiento sostenible. La falta de demanda interna, problemas en el abastecimiento de componentes y la paralización de la obra pública son desafíos que requieren atención inmediata para evitar un deterioro mayor en la actividad económica del país.