2 de junio, 2020
Pandemia
DESDE LAS HIGUERAS

Bajo un estricto protocolo sanitario, la empresa Silmag no frenó la producción

El gerente general de la empresa Silmag S.A., Fernando Gaido, habló con Breves sobre cómo se fue adaptando la producción en el contexto de la pandemia por Covid-19. Además de aplicar todas las medidas exigidas, agregaron un tercer turno nocturno y de esta manera lograron la separación de personas en la planta, para prevenir posibles contagios. “El factor común de esta situación es lo inesperado, la improvisación, después la normalización y luego cuál va  a ser el nuevo escenario”, manifiesta Gaido.

¿En qué consiste el protocolo implementado en Silmag?

Establecimos un protocolo propio, inmediatamente cortamos la circulación de gente; nosotros tenemos oficinas en Buenos Aires, en Córdoba, agentes al exterior, que van y vienen. O sea, somos una empresa con mucho intercambio geográfico. Nuestro objetivo fue no parar la planta, la producción, entonces agregamos un turno extra, perdimos productividad, o sea en esta etapa no priorizamos la rentabilidad, sino las sustentabilidad. Tenemos un tercer turno nocturno que en realidad no haría falta, pero que si nos lleva lograr la separación de personas, no pasamos gente de un turno a otro de acuerdo a multifunción o de entrenamiento, para tener los turnos estancos de manera tal que si tenemos un infectado, un enfermo en un turno, no haya estado en los otros. Entonces tenemos los tres turnos trabajando, con los protocolos de separación en el comedor también, que lo fuimos mejorando a medida que iban saliendo normativas de protocolo a nivel mundial y nacional. Hoy, estamos en un nivel casi óptimo.

¿Cómo imagina “la nueva normalidad” de la que todos hablan?

Hay mucha incertidumbre y sorpresas, estamos esperando para conocer cuál va a ser esa nueva normalidad, eso es lo que me está preocupando hoy que tengo que estar pensando en el futuro, en el día después.

¿Silmag es una de las industrias, que por dedicarse a productos biomédicos, estaba exceptuada de la cuarentena?

Exacto. Seguimos trabajando, aunque perdimos un 20 por ciento de productividad debido a la pandemia y sus consecuencias.

¿Cómo le impacta a la empresa, la resolución que exige pedidos de autorizaciones para exportar, al ministerio de industria y de salud?

Las exportaciones en este momento están demoradas y esto genera algunas complicaciones con los clientes. Esta situación mundial ha provocado que muchos países cierren la exportaciones, de hecho en Argentina tenemos que pedir autorización para exportar. Desde el aspecto económico, los países se están preguntando si conviene importar o producir, porque hoy no es tan fácil como antes poder exportar estos productos que son necesarios en la pandemia; entonces los países que no tienen producción, aumentaron la demanda pero no necesariamente la podemos abastecer.